Páginas

¡POR UNA LUCHA COHESIONADA Y FRONTAL POR LA DEFENSA DE NUESTROS DERECHOS ADQUIRIDOS!

sábado, 27 de julio de 2013

TOMA LAS CALLES ESTE 27 Y 28: EL NEOLIBERALISMO NO NOS REPRESENTA




Durante la última semana han sucedido dos cosas importantes: por un lado, el vergonzoso pacto de los partidos políticos manifestado en la decisión del Congreso de repartir la dirección del TC, la Defensoría del Pueblo y el BCR en función a sus intereses; y por otro lado, una movilización en contra de esta decisión que ha ido creciendo como una bola de nieve. En principio, eran solo las fuerzas políticas de izquierda las que cuestionaban a los candidatos, pero cuando la decisión se consumó, el rechazo fue amplio y contundente. Hasta la derecha empezaba a indignarse, se levantaban por fin de sus cómodos asientos y del sopor de su “crecimiento económico” para condenar la decisión del Congreso. Incluso vimos que titulares de periódicos de ultraderecha como El Comercio, Correo, Expreso y La Razón eran casi idénticos a los titulares de diarios progresistas.

Fue tanta la presión que, al día siguiente de tomada la decisión, también los artífices de las repartijas políticas de los últimos años (Alan, Keiko, Lourdes, Toledo y hasta Ollanta) se pronunciaban en contra de las designaciones en el TC y la Defensoría, lamentando la decisión del Congreso, como si ellos no hubieran negociado esos puestos. Y, por si lo anterior fuera poco, la protesta del miércoles 17 ha tenido importante cabida mediática, e incluso se elogia la indignación que la motivó, algo que jamás sucede con las protestas de los movimientos sociales.

Cuando todo esto sucede en un país como el nuestro, sería ingenuo no preocuparnos por lo que puede estar en el fondo. Que el Congreso, durante los últimos gobiernos, sea profundamente mediocre, conservador y corrupto no es nada nuevo para quienes constantemente estamos siendo negados y violentados por esta instancia de representación política y por el Estado peruano en general (empleados públicos, mujeres, indígenas, campesinos, maestros. etc.).

El saco de box en que se ha convertido esta semana el Congreso es posible porque es una pieza que puede fácilmente ser cambiada, como lo hizo en su momento Fujimori y con un amplio apoyo de la sociedad peruana debido a que en el 92 ese Congreso tampoco nos representaba: podían ser egregios y cultos, pero eran una élite completamente alejada de las necesidades e intereses del pueblo. Lo que vino después fue que nos cambiaron gato por gato, y entró gente con menos escrúpulos y más ambiciones. Los anteriores, de alguna forma, ya eran dueños del Perú, los que traía la dictadura, eran los que estaban dispuestos a ser buenos siervos de los dueños del Perú.

La derecha se pronuncia porque mientras todos estemos atentos al TC y la Defensoría, el BCR sigue quedando intacto y eso le conviene. ¿Y por qué les interesa que el BCR pase desapercibido? Porque en la dirección de este se ha designado a Drago Kisic (PPKausa), Francisco Gonzales García (toledista) y Gustavo Yamada (fujimorista), tres economistas forjados y adoctrinados en la ideología neoliberal del Banco Mundial, tres cuadros nada “técnicos”, como se nos quiere hacer creer, sino militantes políticos del neoliberalismo dispuestos a tomar decisiones fundamentales para la economía del país, políticos que, apenas asome una crisis, decidirán proteger a los bancos y a las grandes empresas, y decidirán dejar en la pobreza a los ciudadanos.

Mientras nuestras manifestaciones sigan yendo contra los políticos porque simplemente no nos representan, probablemente tendremos más tribuna, y tendremos apristas y PPKausas entre las filas de los indignados, pero no empujaremos hacia ninguna transformación sustancial. En cambio, cuando nuestras manifestaciones empiezan a tocar su sistema económico es cuando sienten que están en peligro, es cuando la represión viene con más fuerza, es cuando los ahora indignados nos convertimos en desadaptados sociales y vándalos antisistema.

Allí radica lo fundamental de identificar los problemas que afectan la vida cotidiana de peruanos y peruanas. Es el modelo neoliberal de los últimos 20 años el que ha permitido que tengamos estos congresistas, que en lugar de políticos y representantes del pueblo tengamos a títeres representantes de los grupos de poder, y mientras no cambiemos esto no vamos a cambiar nada. La solución no es la antipolítica, la solución es una política radicalmente popular, una política que no tenga en los dueños del Perú a sus financistas y amos, una política desligada de las fuerzas religiosas retardatarias.

Un país con autoestima no permite que el Banco Mundial siga manejándolo, un ejemplo cercano es el de Ecuador, su política económica ya no sigue los estándares de las financieras internacionales y ha logrado disminuir la pobreza, tener un verdadero Congreso representativo, que su población se sienta orgullosa de su gobernante y que este sea reelegido por una amplia mayoría. Eso, en el Perú, está aún muy lejano, nosotros seguimos eligiendo al menos malo, al menos corrupto, al menos traidor y vendepatria, porque no tenemos más alternativas, porque esos son nuestros candidatos, porque eso nos deja nuestra clase política.

Este 27 y 28 de julio saldremos a las calles y tendremos presente que nuestra lucha es contra este sistema económico, porque el neoliberalismo no nos representa.


Fuente: Veronica Ferrari/http://goo.gl/CY7NWF

No hay comentarios:

Vozme



MAESTRO NO INCORPORARSE A LA CPM, NO VENDAS TUS DERECHOS POR UN PLATO DE LENTEJAS