Páginas

¡POR UNA LUCHA COHESIONADA Y FRONTAL POR LA DEFENSA DE NUESTROS DERECHOS ADQUIRIDOS!

jueves, 17 de abril de 2014

FALLECIÓ A LOS 87 AÑOS GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, PREMIO NOBEL DE LITERATURA 1982. CRÓNICAS, ARTÍCULOS Y SU DISCURSO CUANDO RECIBIÓ EL PREMIO NOBEL



Murió el Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez a los 87 años en la ciudad de México víctima de cáncer.

La salud del autor de “Cien años de soledad” se deterioró la semana pasada, cuando el autor fue internado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, donde permaneció hospitalizado nueve días.

En días pasado se dio a conocer, a través de fuentes confiables de EL UNIVERSAL, que “Gabo” sufrió una recaída ante el cáncer linfático, del que había padecido en 1999. El cáncer invadió pulmón, ganglios e hígado.

El Nobel de Literatura fue dado de alta el 8 de abril del hospital y fue atendido por médicos de esa institución sólo para mejorar sus condiciones generales, a través de cuidados paliativos. La familia decidió no someterlo a un tratamiento contra la enfermedad debido a su avanzada edad y prefirió darle cuidados para mejorar su calidad de vida.

http://www.eluniversal.com.mx/cultura/2014/fallece-gabriel-garcia-marquez-1004166.html

 
Muere Gabriel García Márquez, corazón de la literatura latinoamericana

El escritor colombiano y Premio Nobel de Literatura en 1982, Gabriel García Márquez, ha fallecido este jueves en su casa de Ciudad de México a los 87 años de edad.

García Márquez, padre del realismo mágico y reconocido periodista, acumula una decena de premios y es una figura reconocida a nivel internacional. Se le considera una de las figuras universales de la literatura en español.

Nacido en la localidad colombiana de Aracataca en 1927, el escritor, apodado cariñosamente como ‘Gabo’, creció en el seno de una familiahumilde y numerosa. El novelista creció rodeado de sus tíos y sobre todo de sus abuelos -un coronel y una mujer enraizada en las leyendas familiares- que le transmitieron las historias y fantasías que después inspirarían algunas de sus más exitosas novelas.

Su educación se desarrolló primero en un internado de Barranquilla y después en el colegio jesuita San José, donde escribió sus primeros poemas. Poco después obtuvo una beca gubernamental que le permitió culminar sus estudios secundarios en el Liceo Nacional de Zipaquirá. El novelista estudió Derecho en la Universidad Nacional de Colombia, donde, con ‘La Metamorfosis’ de Kafka como referente, desarrolló su pasión por la lectura y se emocionó con la idea de escribir una literatura repleta de hechos extraordinarios. ‘La tercera resignación’ fue su primer cuento, publicado en 1947 en el diario ‘El Espectador‘.

Tras el ‘Bogotazo’ de 1948, García Márquez tuvo que continuar con sus estudios en la Universidad de Cartagena, donde comenzó a trabajar como reportero para desarrollar su otra pasión: el periodismo, una profesión a la que en más de una ocasión calificó como “el oficio más bonito del mundo”.

Tras dos años en ‘El Universal‘, abandonó la carrera hacia la abogacía y decidió centrarse en la escritura. En los años sesenta publicó dos de sus obras más conocidas: ‘El coronel no tiene quien le escriba’ (1961) y ‘La mala hora’ (1962).

‘Gabo’ se casó con Mercedes Bracho en 1958. En 1959 tuvieron su primer hijo, Ricardo, para dos años después trasladarse a Nueva York, donde el escritor ejercía de corresponsal de Prensa Latina. La familia se trasladó a México poco después tras recibir amenazas de la CIA y de los exiliados cubanos por el contenido de sus reportajes. Allí nacería su segundo hijo, Gonzalo.

El novelista saltó a la fama cuando se acercaba a la cuarentena. En junio de 1967, su historia generacional sobre el poblado imaginario de Macondo, ‘Cien años de soledad’, se convirtió en un éxito de ventas y consiguió vender medio millón de copias en tres años. La novela, que se considera el paradigma del género del realismo mágico, ha sido traducida a más de 24 idiomas y ganado numerosos premios internacionales.

Con ‘Cien años de soledad’, el colombiano encabezó el llamado ‘boom’ latinoamericano de la literatura, hasta el punto de que el poeta Pablo Neruda comparó su obra más conocida como “la mayor revelación en lengua española desde el ‘Quijote’ de Cervantes”.

Durante las siguientes décadas verían la luz otras exitosas novelas, como‘Relato de un náufrago’ (1970), ‘El otoño del patriarca’ (1975), ‘Crónica de una muerte anunciada’ (1981), ‘El amor en los tiempos del cólera’(1985), ‘El general en su laberinto’ (1989) o ‘Noticia de un secuestro’(1996). Sus cuentos escritos entre los años 40 y 70 se recopilaron en 1975, mientras que sus crónicas y reportajes más destacados están recogidos en un volumen publicado en 1976. García Márquez no se conformó con ser novelista y periodista y se caracterizó por su abundante actividad en diversos campos: fue guionista, cuentista y hasta hizo sus pinitos en el dibujo.

En 1999 se le diagnosticó un cáncer linfático del que se recuperó, pero una pérdida paulatina de la memoria lo fue retirando de la vida pública. Ante los rumores de que padecía demencia senil, ‘Gabo’ reapareció este año para celebrar su cumpleaños y mostró que estaba en plena forma. Poco después contrajo una neumonía que le obligó a ingresar en el hospital y tras la que su familia reconoció que se encontraba “muy frágil”.

En 2002 publicó el primero de los tres volúmenes de su autobiografía,‘Vivir para contarla’, que relata la infancia y juventud del escritor de los años 1927 a 1950. Antes de fallecer ya tenía un museo dedicado a su figura en su pueblo, donde el gobierno reconstruyó la casa en la que nació para honrar su memoria. En ella hay más de una decena de ambientes que recrean los espacios en los que pasó su niñez.

Durante los últimos años, García Márquez ha presidido la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano,que todos los años entrega un galardón que lleva su nombre y que premia la mejor crónica, fotografía, cobertura y proyecto innovador periodístico de Latinoamérica. Su última novela fue ‘Memorias de mis putas tristes’,publicada en el año 2004.

Sus amistades políticas

A Gabriel García Márquez también se le conoce por su polémica postura política. El escritor y periodista mantenía una amistad con el líder cubano Fidel Castro, al que conoció en 1959, y que en muchas ocasiones ha sido vista no tanto como afinidad sino como la manera que tenía el colombiano de conocer los entresijos del poder, un tema que le apasionaba.

El autor de la primera biografía autorizada del escritor, Gerald Martin, asegura que el novelista siempre tuvo “una enorme fascinación por el poder”. Algunos ensayistas como César Leante incluso han vinculado esta figura al coronel Aureliano Buendía, uno de los protagonistas de ‘Cien años de soledad’ y figura con la que arranca la célebre novela.

‘Gabo’ consideraba a Castro un líder diferente a “los caudillos, dictadores o canallas que habían pululado por la historia de Latinoamérica desde el siglo XIX”. Pero en su carrera también se conocieron otras relaciones personales con líderes políticos, caso del expresidente de EEUU Bill Clinton o el expresidente del Gobierno Felipe González, todos ellos de tendencia progresista.

García Márquez también se involucró en causas políticas de importancia nacional e internacional: participó en el intento de proceso de paz con las guerrilla de las FARC por petición de EEUU en 2008 y apoyó la independencia de Puerto Rico en una declaración que firmó junto a otras importantes figuras latinoamericanas en el año 2006.

Su implicación política fue tal que en 1981, justo cuando se le concedió la medalla de honor de la Legión francesa, el gobierno colombiano deJulio César Turbay Ayala lo acusó de financiar al grupo guerrillero M-19, lo que le obligó a solicitar asilo en México.
 
http://noticias.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/literatura/muere-gabriel-garcia-marquez-corazon-de-la-literatura-latinoamericana_2QT6oZLZX3JQUvh9Xypdp4/

Compartir en Facebook

No hay comentarios:

Vozme



MAESTRO NO INCORPORARSE A LA CPM, NO VENDAS TUS DERECHOS POR UN PLATO DE LENTEJAS