LA VOZ MAGISTERIAL TV

Páginas

¡POR UNA LUCHA COHESIONADA Y FRONTAL POR LA DEFENSA DE NUESTROS DERECHOS ADQUIRIDOS!

miércoles, 6 de agosto de 2008

EL PRESIDENTE DE LOS RICOS


Lourdes Flores dio en el blanco cuando calificó a Alan García como el presidente de los ricos. Eso es lo que piensa la mayoría de los peruanos, como muestran todas las encuestas. Es, además, una dulce venganza para ella, porque García la derrotó el año 2006 etiquetándola como la candidata de los ricos.
*A PULSO.* Alan García ha hecho méritos para aparecer como el presidente de los ricos. No se trata de la política económica de libre mercado que su gobierno ha continuado, o el propiciar la inversión privada. Eso también lo hicieron Alberto Fujimori y Alejandro Toledo y no fueron tan claramente identificados con los ricos.

El asunto es que Alan García, debido a su pasado populista y la profunda desconfianza que inspiraba en los inversionistas nacionales y extranjeros, se ha esforzado hasta el absurdo en darles tranquilidad. Además, disfruta del halago y la compañía de los ricos que lo aborrecieron durante dos décadas. Así, aparece en todas las inauguraciones privadas posibles: fábricas, tiendas, edificios; recibe en Palacio a cuanto inversionista extranjero pase por el Perú; aparece en reuniones y ceremonias con los líderes empresariales.

Un caso extremo de esa inmoderada obsesión fue cuando un ministro anunció desde Palacio de Gobierno la adquisición de una cadena de supermercados peruana –hasta ese día orgullo nacional– por un grupo chileno. ¿Por qué tenía que apadrinar el Ejecutivo una operación de compraventa entre dos privados? ¿Por qué hacerlo desde la sede del Gobierno? ¿No se dieron cuenta de la impopularidad de esa transacción?. En suma, el presidente García se ha ganado a pulso el mote de presidente de los ricos.

*CULTURA POLÍTICA.* En Estados Unidos los ricos no son impopulares. Al contrario, la gente los admira, los considera gente capaz y esforzada que ha hecho dinero con decisión, ingenio y habilidad. La cultura protestante y anglosajona considera que el éxito pone más cerca de Dios al que lo ha logrado. Además, un porcentaje importante de los superricos se dedican al final de su carrera a regalar todo o gran parte del dinero que acumularon. Bill Gates es un ejemplo.

En el Perú, los ricos son muy impopulares. Mucha gente cree que han hecho su fortuna con malas artes, vinculándose tramposamente con el Estado y los políticos. Y que su dinero proviene de la explotación de los trabajadores y de los pobres. La cultura católica e ibérica no galardona el éxito sino la pobreza.Cambiar esas ideas es muy difícil y lleva tiempo. Y los grupos más acomodados no han hecho demasiado por modificar esa imagen negativa que gran parte de la población tiene de ellos.

Eso lo sabe perfectamente Alan García. Lo demostró con su estrategia de apodar a Lourdes Flores como la candidata de los ricos en la campaña de 2006, con extraordinarios réditos políticos. Tantos beneficios como los que puede obtener ahora Flores motejando a García como presidente de los ricos.

La soberbia que se ha apoderado del presidente y su entorno los llevó a subestimar el peligro que significaba cometer el mismo error que Flores.

*MÁS ACIERTOS.* La lideresa del PPC ha tenido un par de aciertos más esta semana. Uno de ellos, dar por terminada la alianza con Solidaridad Nacional (SN) de Luis Castañeda, decisión que debió tomar hace tiempo. Es notorio que Castañeda está jugando en pared con el Gobierno. Si quería perfilarse como cabeza de la oposición, tenía que distanciarse de SN, rompiendo una coalición ficticia que no le reportaba ningún provecho.

El otro acierto ha sido viajar a Ica y reclamar por los damnificados del terremoto, indignados con el Ejecutivo por la tremenda lentitud e incompetencia con que las autoridades han manejado la ayuda y la reconstrucción.

*RESPUESTA EQUIVOCADA.* La respuesta del Gobierno ha sido cerrada. De inmediato varios de sus representantes han criticado a Flores con argumentos obviamente coordinados, incluyendo a dos ministros que fueron sus socios políticos hasta hace un par de años.

Sin embargo, ellos no han dado en el blanco. Identificar a Lourdes Flores con Ollanta Humala no le hará mella. Nadie puede creer que ella es izquierdista o chavista. No hay base real en la acusación, por tanto, no tendrá éxito. Por el contrario, ese ataque contribuye a desdibujar a Ollanta Humala –que se sigue hundiendo en un mar de desaciertos– y a destacarla a ella como líder de la oposición.

*¿SOLO UN CHISPAZO?* Los detractores de Flores en su propio campo –que son muchos– dirán que una golondrina no hace el verano, que esto ha sido solamente un chispazo de lucidez que se extinguirá pronto y que sus defectos reaparecerán más temprano que tarde. Puede ser. Pero lo cierto es que ha demostrado reflejos que parecían dormidos. La estrategia de moverse hacia el centro y ubicar explícitamente a García a su derecha es la mejor para ella. Pero en lo inmediato tiene varios desafíos importantes. Uno es conectarse con la gente, con esa mayoría descontenta con el Gobierno que no encuentra un liderazgo que la represente. Otro es conseguir cuadros políticos que la ayuden.

En las campañas de 2001 y 2006 cometió enormes desaciertos al elegir a sus acompañantes. Hoy día tiene que pagar un precio al no contar con una bancada parlamentaria consistente que la secunde. Sin ir muy lejos, en su partido hay una generación joven que está distanciada de ella. Recuperarla puede ser el primer paso.

Fuente: Perú 21/Fernando Rospigliosi
____________________________________________
_________________________
_________

No hay comentarios:

Vozme



MAESTRO NO INCORPORARSE A LA CPM, NO VENDAS TUS DERECHOS POR UN PLATO DE LENTEJAS