Páginas

¡POR UNA LUCHA COHESIONADA Y FRONTAL POR LA DEFENSA DE NUESTROS DERECHOS ADQUIRIDOS!

domingo, 1 de julio de 2012

JULIO MENDOZA GARCIA (PARÁSITO DE LA DERRAMA MAGISTERIAL) CALIFICA DE CONARESENDERISTAS A MAGISTERIO EN HUELGA.



J
ulio Mendoza Garcia  el  principal  promotor  de  la  "ley  consensuada",   califica  de   CONARESENDERISMO   a  los  maestros que  hoy  en Tacna,  Ayacucho,  Apurímac, Ucayali, Pasco, Puno, Cusco, Moquegua  entre  otros  departamentos defienden  la  Ley  del  Profesorado,  reclaman  el   aumento  de remuneraciones   y  denuncian  el  implacable  atropello a los  derechos laborales en  la  ultima  década.  Este  hecho  representa  un  insulto a  los maestros  que  democráticamente  ejercen  su  derecho  a discrepar  y  demostrar en  el  terreno  de los  hechos  su  oposición  a  la  política  laboral  continuista  del  presente  régimen.  Julio Mendoza García   revela  sus  limitaciones  conceptuales,  cree  senderista  o  pro-senderista  a  todo aquel  que  discrepe con  la posición  oficial  de  su  partido, Patria  Roja.   Lo  suyo   es  la  verdad  suprema.  Un  Ayathola   andino.  De  hecho,   rechaza  la  voz   discrepante  y  desnuda,  en  cambio,   su incontrolable  arrebato  fascista al  intentar  vincular  al  magisterio  en lucha  con  el  senderismo,  alentando  indirectamente  su  represión.  En  esto  coincide  con  la propia  extrema  derecha  y  termina  convirtiéndose  en  un  oficioso  agente  policial.  Involución  extraordinaria.  De docente intrascendente  en La  Cantuta   a oficioso  agente  policial.  Los  hechos así  lo  dicen.

Julio Mendoza Garcia  cree  que  el Estado Neoliberal  será  benevolente  con los intereses de los  trabajadores  y  que  plasmará  en  los  hechos  los derechos  económico - laborales  del magisterio. Iluso  total,   cree  que   las  bancadas  del  fujimorismo,  aprismo,  solidaridad nacional, los  PPK,   incluso  el  nacionalismo  van   a  desmontar  la  Ley  29062 - CPM.  La  propia  Ley  del Profesorado - Ley  24029 fue castrada  mediante  el  D.S. 051-91-PCM en  marzo  de  1991   por  los  grupos  de poder  representados por  Fujimori.  De  allí  hacia  adelante  se  dictaron  innumerables leyes (882, 29062, 28988, 1057, 29510, etc.)  en  el marco  de  la  Constitución  Política  de  1993  para atropellar  y  desconocer  los  derechos  de  la  clase  trabajadora  y  del  magisterio peruano  en particular,  promoviendo  la privatización  de la  escuela pública. 

En  su  momento  importantes juristas  como  Raúl  Ferrero, Alberto  Bórea,  Ronald  Gamarra, etc. advirtieron  que   la  Carta  de  1993  era,  en  el  fondo,   una  declaratoria  de  guerra  contra  la  clase  trabajadora  para imponer  los  intereses  de  poderosas  élites  vinculadas  al poder minero  y  financiero  (Ver  Régimen  Económico).  No  se  equivocaron,  el  Perú  es  hoy una  chacra  gobernada  por  los  Roque  Benavides, los  Brescia, los Yanacocha,  los  Newmont,   la  Sociedad  de  Minería  y de  Petróleo,  etc.  La  propia  constitución  liquidó  los  derechos laborales,  entre  ellos la estabilidad  laboral  y  puso el  tiro en  la  cabeza  a  la  educación pública (art. 15).  Mientras  Julio Mendoza García  cree  en los  consensos,  las  élites  políticas  no  dudan  en  perpetuar   el  atropello  a los  derechos  de  los  trabajadores,  no  importando  a  que  régimen pertenezcan.

Frecuentemente  Julio Mendoza Garcia  despotrica  contra  el  CONARE  SUTEP,  pero  la  política  se mide por los  hechos  y  quienes   asumen  la  calidad  de dirigentes  deben  demostrarlo  en los  hechos.   ¿Existe  alguna  acción política  o  legal significativa   del  CEN  SUTEP -Patria  Roja  contra  la  inconstitucional  Ley  28988  que  recorta  el derecho de  huelga?  ¿Alguna  acción  promovieron  contra  la Ley  29062-CPM?   ¿Organizaron  al magisterio  para  exigir  la derogatoria del  Decreto  Legislativo 882  que  aniquilaba  la   escuela pública  y  que  años  después  ha  provocado  la  excedencia  docente  a  través de  las  políticas  de  racionalización?  ¿Fueron  estos  temas  materia  de  trato  directo  en  la  Huelga Nacional  del  2007? Y  las  remuneraciones?  Acaso  han mejorado  después  del 2007?  ¿Acaso   Nilver  López,  Caridad  Montes, Luis  Muñoz  tuvieron  capacidad  política  para  doblegar  al  gobierno  y  exigir  la  derogatoria  del  D.S. 051-91-PCM  que  ha  burlado  la  Ley  del Profesorado 24029?

Sin  embargo,  colocaron  a  dedo  a  Cesar  Barrera  Bazán  en  el  Consejo  Nacional  de  Educación (CNE)  que  dió lugar  a  la Ley 29062 CPM.   Colaboracionismo  sindical, sin  duda.

Un  sindicato  derrotado  dirigido  por  dirigentes  fracasados  no  es lo mejor para el  magisterio peruano. Pero,  es  peor  que  dirigentes  que  jamás pasaron  por la legitimidad  electoral   ocupen la dirección nacional  del  sindicato  por  el sólo  hecho  de  ser  parte  de  la  costra  partidaria. Un  sindicato partidarizado  no le  sirve  al magisterio,  por  ello  el movimiento  magisterial  provinciano  ha creado  el  CONARE  SUTEP   deslindando  hace  tiempo  con  el  colaboracionismo   sindical  y lucha    con  consecuencia, mientras  otros  se dedican  al  insulto,  como  Julio Mendoza Garcia.

¿Qué  intereses  defiende  Julio Mendoza García?

En los hechos  JMG  defiende  sus intereses  partidarios  a  los  cuales  tiene  derecho,  sin  duda.   La organización  que tanto  repudia  JMG,  el  CONARE  SUTEP,   es  producto  del  descontento  de  miles de maestros  y maestras del  Perú que  rechazamos   la  conversión  del  SUTEP en  un apéndice  de Patria Roja  para  controlar  el  Directorio  de  la  Derrama  Magisterial  y  su  practica colaboracionista  con  sucesivos  gobiernos. Su  minúsculo  razonamiento  le impide  asumir  las  elecciones  universales con  control  y/o  supervisión  externa   como  practica  democrática de  toda  organización.  El  CONARE  SUTEP  representa  el  rechazo  a  la  dictadura  sindical  impuesta  por  el  embustero PCP-Patria  Roja  sobre  el  sindicato magisterial  al  que  gobierna  sin  elecciones  universales,  agitando   la  democracia  para  afuera,  no hacia  adentro.  En  eso  coinciden  con la  extrema derecha. 

JMG  no  defiende  la  democratización  del  sindicato  porque  aún  en  el  siglo  XXI   cree  en la práctica  dictatorial  de  controlar  los  gremios  como  su propiedad,  como  apéndices,  sin democracia  interna.  En  eso  representa  lo  más  anacrónico  del  pensamiento político.    No promueve  la  adecuación  del  estatuto  social  al principio  del  sufragio universal porque  eso  significaría  el  fin  de  la dictadura  partidaria  sobre  el  SUTEP.  Allí  donde  se  han  llevado a  cabo   elecciones universales,  su  partido  Patria  Roja  ha  sido  aplastado electoralmente. JMG  no  postula  la  renovación  de  cuadros porque  cree   en la  longevidad  política  que  ha  convertido  a  Barrera  Bazán  en  eterno  asesor  del  SUTEP,  mientras  ocupa  el  cargo de  consejero  hasta  el  2013  en  el  Consejo  Nacional de  Educación  (CNE).

Ese  sindicalerismo  colaboracionista con  los  gobiernos,   sujeto  al interés  partidario  es  lo que  miles  de maestros  y maestras  rechazamos  en  el país manteniéndonos  firmes en la defensa de la Ley del profesorado 24029  y  que  hoy,  pese  a  que JMG   y  sus  camaradas,   optan  por  defender  la Ley 29062 CPM con el nombre de Nueva Ley del profesor,  por  ser el instrumento legal  más  cercano  a  sus intereses  económico-laborales. En los  hechos  Julio Mendoza Garcia  defiende  la  caricatura  de  sindicato  entornillado  a  los intereses  de   un partido  antidemocrático  y  burocrático  con inigualable tufo  empresarial  (Derrama  Magisterial). En  el  fondo,  es  eso   lo  que  defiende Julio Mendoza García.


Fuente: Conare Sute Lima/Publicado por el Sute 17

No hay comentarios:

Vozme



MAESTRO NO INCORPORARSE A LA CPM, NO VENDAS TUS DERECHOS POR UN PLATO DE LENTEJAS