Páginas

¡POR UNA LUCHA COHESIONADA Y FRONTAL POR LA DEFENSA DE NUESTROS DERECHOS ADQUIRIDOS!

viernes, 26 de octubre de 2012

COMISIÓN DE EDUCACIÓN MANTIENE MEDIDA DE REDUCIR LA EVALUACIÓN EXTRAORDINARIA, COMO CAUSAL DE DESPIDO, A UNA SOLA



El secretario de la Comisión de Educación del Congreso, Julio Rosas, defendió la decisión de este grupo de trabajo de reducir de tres a dos las evaluaciones desaprobadas de los maestros como causa para un despido definitivo.

"No hay que tenerles miedo a las evaluaciones", dijo el parlamentario. La decisión, asegura el congresista, tiene el respaldo de los miembros de la comisión que buscan mantener el criterio meritocrático para el ingreso, los ascensos y la continuidad dentro del magisterio.

A criterio de la comisión, tres evaluaciones no ayudan a tener una educación de calidad y maestros en constante preparación. Si cumple con este segundo criterio (la preparación constante), la comisión considera que no habría inconvenientes para que los maestros aprueben el examen.

 "Si no pasan la primera evaluación, habrá un etapa de capacitación para dar un segundo examen; si no pasan este, ya no habrá tercera oportunidad. Eso no debe causar temor en los maestros que están actualizados.

Aprobar debe convertirse en un desafío para los docentes", afirmó Rosas. El predictamen final de la Comisión de Educación, según el parlamentario, cuenta con el consenso de la mayoría de los integrantes de la comisión. Se elaboró luego de escuchar al Ministerio de Educación, a los gremios de maestros y a los expertos.

La votación del predictamen, además, se realizará capítulo por capítulo en presencia de los ministerios de Economía y de Educación para garantizar el compromiso presupuestal.

Rosas descartó que se vuelva a convocar a los maestros del Sutep a la comisión luego de los cuestionamientos que se hicieron a la reducción de evaluaciones antes del despido. "La norma no puede contentar a todos", precisó.

Fuente: La república

No hay comentarios:

Vozme



MAESTRO NO INCORPORARSE A LA CPM, NO VENDAS TUS DERECHOS POR UN PLATO DE LENTEJAS