Páginas

¡POR UNA LUCHA COHESIONADA Y FRONTAL POR LA DEFENSA DE NUESTROS DERECHOS ADQUIRIDOS!

domingo, 14 de octubre de 2012

¡DESAFILIACIÓN DE LA DERRAMA MAGISTERIAL, AHORA!


Los maestros de las bases de Lima y las regiones, han decidido de una buena vez, dejar de aportar, todos los meses, a la Derrama Magisterial, que representa la fuente de financiamiento de los traidores del CEN del Sutep.  

¿POR QUÉ  HACERLO? 

Porque mientras exista la Derrama Magisterial, botín del CEN y de su partiducho Patria Roja, hoy camuflado con el nombre de MOVIMIENTO DE AFIRMACIÓN SOCIAL (MAS), los usurpadores del CEN del Sutep seguirán traicionando las huelgas y, aliados a los gobiernos de turno, arrancarán al pueblo peruano su derecho fundamental a la educación pública, y a los maestros liquidarán todos sus derechos laborales. Por eso, para acelerar el avance de la reconstitución debemos, también, darles a estos traidores no en los pies, sino en el corazón de su poder.      

Les sugerimos descargar las hojas que adjuntamos, imprimirlas y realizar el trámite correspondiente ante el órgano de su jurisdicción. En Tacna, por ejemplo ya iniciaron este proceso. Estos documentos fueron preparados concienzudamente por nuestros asesores legales, a los cuales, las instancias respectivas les están dando trámite. (Para guardar la hoja haga click. Se abrirá la hoja del tamaño original, luego con el botón derecho del mouse sobre la foto presione en "guardar como...") 

LA PRIMERA HOJA

Es para los colegas que por ingenuidad o desconocimiento firmaron la autorización para el descuento por planilla del aporte previsional de S/ 18,50. Así como autorizaron, tienen el derecho a revocar (retirar) su firma y presentar el presente documento al Director de la UGEL respectiva, según corresponda y, de este modo, ya no les deben seguir haciendo los descuentos por este concepto.

Hacer prevalecer las normas que sustentan el documento. (Click sobre la hoja para verla en tamaño completo)


No hay comentarios:

Vozme



MAESTRO NO INCORPORARSE A LA CPM, NO VENDAS TUS DERECHOS POR UN PLATO DE LENTEJAS